Cartera de inversión en productos e innovación basada en las 3Hs

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escribe Paulo Caroli.

La estructura de tres horizontes de McKinsey proporciona una nomenclatura para: el momento actual (horizonte 1), un futuro próximo (horizonte 2) y un futuro más lejano (horizonte 3). Las empresas innovadoras distribuyen su cartera de inversiones de acuerdo con estos tres horizontes.

McKinsey realizó estudios e investigaciones sobre cómo las empresas sostienen el crecimiento. Con base en estas investigaciones, se creó la estructura de tres horizontes, un enfoque que ilustra cómo gestionar para el desempeño actual, y a la vez, maximizar futuras oportunidades de crecimiento.

Libro “Directo al punto”

 

Desde la publicación de mi libro sobre la creación de productos lean , basado en el concepto de MVP, mínimo producto viable, o Minimum Viable Product en inglés, he buscado más claridad para entender experimentos, MVP y productos establecidos. Y fue en la estructura de los tres horizontes que encontré una buena forma de expresar mi comprensión y sugerencias sobre la gestión de cartera e inversión en productos e innovación.

Horizonte 1: estable

En el horizonte 1 están las vacas lecheras, aquellos productos ya crecidos, estables y que están generando el sustento de la empresa actualmente.

Vaca lechera: H1

 

Tal vez estos ya no tengan mucha inversión en nuevos desarrollos. La mayor parte de la inversión está en la operación, en mantenerlo funcionando y atendiendo las necesidades actuales del cliente.

 

Horizonte 2: emergente

El horizonte 2 muestra lo que está por venir en un futuro próximo (en algunos meses o años, dependiendo del nicho de mercado). Son los productos o características emergentes. Aquellos que requieren más inversión en desarrollo y creación que en operación (la base de usuarios y/o la exposición del producto sigue siendo pequeña).

Invertir en las terneras

La inversión en H2 es el gasto en las terneras, las que son candidatas a futuras vacas lecheras. Recuerde que las actuales vacas lecheras van a ser viejas y se van a secar. ¡Entonces, se debe invertir en esas terneras!

Pero no toda ternera se convertirá en una buena vaca lechera. Esto forma parte del negocio. Lo aprendí con mi abuelo que criaba ganado lechero: o seguía apostando a la ternera (pues comenzó a dar leche), o pivoteaba su uso (la deja para reproducir, tal vez generando alguna buena vaca lechera), o desistía (dejaba de gastar con esa ternera pues ella No iba a volverse una vaca lechera. Y bueno, en ese caso, la pobrecita iba para el sacrificio).

¿Pero cómo? ¿No vamos a seguir?

 

Horizonte 3: experimento

El horizonte 3 es un futuro muy lejano, años o décadas, dependiendo de su nicho de mercado.

Sorpresas del H3

Y la metáfora de la vaca acaba aquí. En el horizonte 3 no sabes lo que va a estar dando el sustento de la hacienda. Así de simple. Puede ser una crianza de ovejas de raza, búfalos lecheros, plantación de soja, minerales, aeropuerto para marcianos, etc.

 

Experimentos en H3

 

Es todo experimento. Ideas y más ideas. Algo muy lejano. Tal vez incluso inimaginable con el conocimiento actual.

Los experimentos generan muchos datos

Son experimentos, cosas para hacer pensar, para ayudar a entender un mundo nuevo que aún no se ha formado. Tal vez hasta sacándonos de la zona de confort (por ejemplo un ingeniero de Kodak con sus experimentos sobre fotografía digital en 1974).

 

H3 –> H2

Pero así como la vaca actual se está secando, la ternera también se va a secar, y allá adelante, se necesitará alguna idea nueva. Algo que brote y pueda emerger.

¡Sí, funcionó!

Ahora sí, debo resaltar que la inversión en H2 o es para algo próximo al producto actual (una ternera que también va a dar leche) o es algún experimento que ya se mostró interesante, o sea, algo que vino de H3 a H2.

 

H2 –> H1

El movimiento de H2 (emergente) a H1 (estable) es común en las empresas. Y eso era suficiente en el siglo pasado, para muchos nichos de mercado.

El mundo está cambiando

 

Pero el mundo cambió. Con el advenimiento de Internet, la movilidad, las redes sociales y la computación en las nubes, todo se ha acelerado. El H3 era muy lejano, y probablemente no iba a derribar a un CEO. Él se jubilaría antes de eso.

Ahora es diferente. El H3 llega más rápido. Y con él, la innovación disruptiva, aquella que cambia su negocio por la raíz. Que va a derribar a un CEO tras otro, y sacar la empresa del mercado.

El mensaje es claro: el que no invierte en experimentos no va a sobrevivir. Es cuestión de tiempo. Quien no se reinventa se quedará fuera.

 

Un fotógrafo (con una máquina antigua)

Y no es inversión realizada en H1 y H2. Aquellos donde existe ROI. Son inversiones en experimentos. Sin resultados esperados. Es una inversión en H3.

Invirtiendo en H3

Pero cuidado. En el momento en que se coloca expectativa de resultado en el experimento, deja de ser un experimento. En cambio, un MVP tiene una expectativa de resultado. Un MVP debe poner una hipótesis a prueba: ¿será que esa ternera va a dar leche?

Cuidado, puede estar engañándose y llamando H2 un H3. No confunda un H3 que entró a H2 con algo que comienza con H2. MVP es H2. Es algo con resultado esperado y con expectativa de emerger.

Llegó el médico

H3 son experimentos. Creatividad, libertad, observación. No generan métricas para validar una hipótesis. Pueden generar datos, pero sin métricas previamente definidas.

Un mar de datos para ser analizado desde varios ángulos diferentes. Hasta que salga de allí una idea más evolucionada. Algo que ayude a formar una hipótesis. Algo para el cual podamos elaborar un MVP, y colocar tal hipótesis la prueba.

Note la diferencia: en H2 tenemos un resultado esperado. Podemos describirlo, ponerlo en un canvas (un canvas de MVP), hacerlo crecer y asegurarnos de lo que estamos logrando o no. Podemos decidir entre pivotear, cancelar o proseguir.

Pero en H3 no. No tenemos resultado, sino un proceso de experimentación: creatividad, libertad, observación. Y después, si algo tiene sentido entre lo que aparezca de los diversos experimentos, formulamos una hipótesis.

 

Experimento, resultado, receta

Interesante. En H1 el foco está en la receta. Cuando la vaca lechera se comienza a secar, planificamos su discontinuación.

En H2 el foco es en el resultado. Los mejores resultados indican las mejores vacas lecheras, donde deberemos dar más atención, después de todo, ese será nuestro sustento. Basado en el resultado decidimos proseguir, pivotear, o cancelar.

Y en H3 el foco está en el proceso de experimentación, donde la empresa reconoce la aceleración de su nicho de mercado y decide cuánto va a dedicar a experimentos.

 

Un mundo nuevo

¿Y la cartera de inversiones de su empresa? ¿Está alineado con la velocidad de este nuevo mundo?

No es una cuestión de ser innovador, sino de supervivencia. El mundo cambió. Es mucho. No escribí este artículo en una máquina de escribir. Tampoco escribí en un computador. He utilizado un aparato que muchos pensaron que sólo se utilizaba para hablar.

*******

Artículo original publicado en portugués en Caroli.org, todos lo derechos pertenecen a su autor. Foto principal: RMR

Traducido al español por equipo Capire.info

Toda reproducción total o parcial debe incluir la fuente www.capire.info y a sus autores.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *