Anuncios Google: ¿Lo usamos como trampa para cazar clicks?

Tiempo de lectura: 5 minutos

elefantes.jpg

Escribe Amir Yazdani-Pedram, Consultor de Amable.

El avance que representan los anuncios de texto es innegable, pero de todas formas si se usan sin un adecuado criterio pueden traernos más de algún problema.

Después de un tiempo usando Anuncios Google o Adsense en un proyecto web me he cuestionado en más de una ocasión si vale la pena usar este tipo de publicidad o si en realidad no estoy obstaculizando el proceso de crecimiento de mi sitio con esta práctica.

Sin darnos cuenta podemos frustrar en la mitad procesos importantes para cumplir las metas de nuestro sitio web o bien podemos confundir a los usuarios perdiendo su valiosa visita. Esto es mucho más grave cuando de una forma u otra se trata de “engañar” a los usuarios haciéndolos pensar que los anuncios son elementos de navegación o parte del contenido del sitio cuando en realidad no lo son.

A modo de introducción

Google Adsense es un sistema publicitario ideado por Google que genera ingresos mediante la premisa del “pay per click” (pago por click) y por las visualizaciones del anuncio. Esto quiere decir básicamente que al dueño de un sitio le pagarán cada vez que uno usuarios o visitantes haga click en esos anuncios, y que el pago dependerá de cuántas veces este aviso haya sido desplegado.

La característica más relevante de este tipo de anuncios es que son en su mayoría anuncios de texto (aunque también existe la opción de incluir anuncios gráficos) que se generan en relación al contenido de la página que el usuario se encuentra visitando. También toman en cuenta otro tipo de variables como origen de la visita, tiempo de permanencia en el sitio, búsquedas realizadas anteriormente, etc.

De acuerdo a ciertas experiencias, en algunas ocasiones el uso indiscriminado e irreflexivo del sistema Adsense puede significar un estorbo para nuestros usuarios o bien puede que atente contra los objetivos de nuestro sitio web. En estos casos debemos ser especialmente cuidadosos en analizar el costo que tiene sacar a nuestros usuarios de nuestro sitio web en contraste del pago que hace Google por este click.

Cuando el uso indiscriminado de Adsense dificulta los objetivos del sitio

Sin darnos cuenta podemos frustrar en la mitad procesos importantes para cumplir las metas de nuestro sitio web o bien podemos confundir a los usuarios perdiendo su valiosa visita. Esto es mucho más grave cuando de una forma u otra se trata de “engañar” a los usuarios haciéndolos pensar que los anuncios son elementos de navegación o parte del contenido del sitio cuando en realidad no lo son.

El ejemplo siguiente muestra un sitio web en donde los usuarios pueden publicar sus propios anuncios, pero a su vez estos comparten un mismo espacio con los anuncios que provienen de Google. En esta ocasión el hecho de que los anuncios sean contextuales deja de ser una ventaja para quién publica el aviso o el usuario-avisador pues su anuncio se ve invadido por publicidad de otras compañías que se dedican al mismo rubro haciendolo muchas veces perder sus potenciales clientes.

amir-imagen1.jpg

Si nos ponemos en el caso del usuario-anunciante este tipo de prácticas realizadas por el sitio resultan un gran problema ya que con el solo hecho de anunciar mi servicio o producto estoy abriendo una gama de competencia que seguramente querría evitar. Sin duda en esta ocasión no existe un adecuado análisis sobre los objetivos del sitio ya que se está beneficiando a los anunciantes de Google por sobre los propios usuarios del sitio. Esto ocurre muchas veces por no analizar adecuadamente los beneficios que nos traen este tipo de anuncios y no considerar en que casos es recomendable o adecuado utilizarlos.

Si bien esta página puede ser de utilidad para alguien que busca sistemas de climatización ya que contiene variadas opciones de arriendo representa un problema para los objetivos que tiene el sitio de contactar a los anunciantes con posibles clientes, de esta forma los anuncios de Google actúan como una traba que se interpone entre el usuario y el sitio lo que termina atentando justamente en la relación que estable el sitio web con sus usuarios.

Cuando los anuncios dificultan la navegación del sitio

De buenas a primeras la oferta de anuncios de texto asociados al contenido suena bastante interesante, sobre todo si nos remontamos un poco al pasado donde los anuncios consistían en horribles banners que se movían sin cesar y molestaban a nuestros usuarios, hasta el punto en que hoy los usuarios simplemente los ignoran produciendo el efecto que se ha denominada “ceguera al banner”

Pues ahora con los anuncios de texto esta situación ha cambiado bastante pero esto no quiere decir necesariamente que se han superado los problemas que la publicidad trae en nuestros sitios.

Sin duda que Adsense representa una manera práctica y efectiva de rentabilizar sitios webs pero también puede ser un problema para nuestro negocio y un dolor de cabeza para nuestros usuarios por lo cual es extremadamente recomendable tomar en cuenta dos factores primordiales: el espacio donde los pondremos y el tiempo en que ellos estarán presentes.

Ahora estos problemas persisten gracias al uso indiscriminado que le dan los usuarios que usualmente ponen por delante estos espacios publicitarios por sobre el mismo contenido del sitio convirtiendolos en una verdadera “trampa para cazar clicks”

De un tiempo a esta parte he podido ver como aparecen más a menudo sitios que utilizan estos bloques de anuncios emulando elementos de navegación como menús o bien dotándolos de una apariencia que los hagan indistinguibles de un vínculo normal dentro del mismo sitio.

amir-imagen2.jpg

En el ejemplo podemos ser testigos de cómo se hace un esfuerzo en adaptar el bloque de texto de modo que parezca el menú del sitio cuándo realmente no lo es, esto significa entonces que el usuario seguramente se extraviará al hacer click en alguno de estos anuncios ya que no es plenamente conciente de que está accediendo a un sitio diferente y que se trata de una publicidad.

Este tipo de prácticas afectan gravemente a la navegación del sitio y pueden llevar a perder valiosas visitas por el hecho de ir poniendo este tipo de obstáculos a los usuarios.

La clave: conciencia espacio-temporal

Sin duda que Adsense representa una manera práctica y efectiva de rentabilizar sitios webs pero también puede ser un problema para nuestro negocio y un dolor de cabeza para nuestros usuarios por lo cual es extremadamente recomendable tomar en cuenta dos factores primordiales: el espacio donde los pondremos y el tiempo en que ellos estarán presentes.

Dónde ponerlos y en que momento ponerlos parece ser clave para que estos efectivamente sean un elemento que ayude a los usuarios y beneficie a nuestro sitio. Tener presente unas premisas básicas siempre puede ayudar, por ejemplo:

– No poner anuncios en momentos que los usuarios se encuentren realizando tareas criticas para los objetivos del sitio, como por ejemplo finalizando una compra, llenando un formulario, etc.: De esta forma podemos evitar que los usuarios dejen de visitar el sitio justo en el momento en que su visita está generando algún fruto.

– Utilizar espacios adecuados para los bloques de texto: Es cierto que si situamos el bloque de anuncios de tal forma que imite un menú seguramente obtendremos muchos más clicks que si no lo hacemos, pero también se debe tener una mirada un poco más amplia al respecto, al hacer esto estamos atentando contra el mismo sitio y puede convertirse en un arma de doble filo.

– No dejemos con los anuncios cubran las necesidades de los usuarios mientras podemos hacerlo nosotros mismos: Cubrir estas necesidades nos puede traer mucho mayor beneficio que los centavos que deja el click que hacen los usuarios en los espacios publicitarios.

2 comments

  • Para pequeñas/medianas… y no tan medianas webs, el uso de AdSense es muy tentador: pagan por clic, con lo cual si tienes visitas y consigues llevarles a ese clic, ya tienes algo de dinero en la hucha.

    Esa búsqueda del clic junto con algunos formatos que permite Google AdSense (el ejemplo que simula menú es especialmente preocupante y cada vez se da más) hace que se “venda” el anuncio, la publicidad, como parte del contenido.

    La ceguera a los banners, viene de la capacidad de distinguir un banner de algo que no lo es, con ciertas prácticas de AdSense, lo que tenemos es un engaño al usuario que encima es recompensado.

    Hace unos meses estuvimos discutiendo entre unos amigos, si no se llegaría a la “ceguera al menú” por culpa de este tipo de técnicas.

    Para el usuario, lo mejor sería:
    – Que la publicidad fuese y se reconociese como tal
    – Que el contenido fuese y se reconociese como tal

    Pero claro, ¿quién se preocupa del usuario pudiendo ganar algo de dinero?

  • Pingback: La “SERP” de Ask.com confunde los anuncios patrocinados con resultados de búsqueda | saltar intro

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.