E-motivos: Internet simple y cercana

Tiempo de lectura: 4 minutos

Bote

Escribe Bart Koning, Director de Desarrollo de Amable

Aún hoy algunas personas alegan contra lo dificil o “frío” que puede ser Internet. Pero ambas ideas pueden cambiar si identificamos como usar bien este medio.

Dos de las cosas que más he escuchado a lo largo de mi trayectoria profesional en el sector de Internet, son por un lado la necesidad de poseer habilidades tecnológicas para poder ser ‘Internauta’, y por otro la frialdad de las “nuevas tecnologías”. Pues suena bonito, pero debo contradecir ambos supuestos.

Sin duda alguna, Internet como nuevo Medio significa un gran avance tecnológico para la sociedad. Es más, es una inagotable fuente de información y a la vez una gran plataforma transaccional y comunicacional, que cambia radicalmente nuestros hábitos. Supongo que cualquier cambio en nuestras vidas produce fuertes emociones, pero el medio Internet en sí también es altamente emotivo por su dinamismo y alcance. Internet crece cada día, y continuamente nacen nuevas funcionalidades y servicios, perdurando y teniendo más éxito aquellas que más se acercan a las personas, con sus necesidades y sus emociones, al fin, aquellas que en alguna medida logran hacer feliz a la gente.

Supongo que cualquier cambio en nuestras vidas produce fuertes emociones, pero el medio Internet en sí también es altamente emotivo por su dinamismo y alcance.

Ser Internauta: debe bastar con desear serlo

Veamos. La introducción de la Telefonía fue una auténtica revolución, y cambió nuestras vidas para siempre. Luego hubo otra innovación inolvidable que fue la Radio, y después la Televisión. Pues cada Medio causó un gran impacto pero también requería un periodo de adaptación por parte de los usuarios, de aprendizaje de los nuevos códigos y de un cierto nivel de experticia en manejar el dispositivo. ¿Se recuerdan que cuando el televisor blanco/negro no sintonizaba o prendía bien, había que proporcionarle un buen golpe en la caja de madera para echarle a andar? Pues eso, la moraleja es que hay que saber el truco. Lo mismo ocurre con Internet, algo de ese truco se debe saber, pero al final debe ser sólo un truco, no un misterio al que sólo algunos acceden.

No hay mayor problema en abrir la ventana del navegador y teclear una palabra clave del contenido que queremos ver. De hecho es más complicado entender el funcionamiento de un computador que navegar por Internet. El primer supuesto está radicado en la idea errónea de una necesidad de conocimiento ‘tecnológico’, lo que sólo se manifiesta cuando el interfaz está mal hecho y los códigos no responden a estándares ni a una lógica “intuitiva”.

El primer supuesto está radicado en la idea errónea de una necesidad de conocimiento ‘tecnológico’, lo que sólo se manifiesta cuando el interfaz está mal hecho y los códigos no responden a estándares ni a una lógica “intuitiva”.

Sobran ejemplos: teléfonos con manuales del tamaño de la guía telefónica para configurarlos; autoradios que suponen un autentico peligro vial por su display miniatura plagado de luces, botones y opciones ocultas; mandos a distancia que marean por su tamaño y cantidad de botones, webs con secciones de ayuda sobre como navegar y tutoriales de como utilizarlas, etc. En fin, complicado por sobre complejo, aunque a mi poco me importa como funciona el motor de mi coche, me basta con que funcione y me lleve.

Nunca fui capaz de programar el aparato de video para grabar un documental a tal hora en ese canal. Y eso que mi sobrina de 4 años sin ayuda alguna se sube a la mesa, agarra el ratón y se mete en la web de los Teletubbies para entretenerse. Pues es evidente que la Tecnología en general tiene que estar a disposición de la gente, y no al revés, no es posible que el público se tenga que licenciar en estudios informáticos para poder usar servicios abiertos como Telefonía, Radio, Televisión o Internet. Es más, independiente de nuestra edad o conocimiento, todos tenemos las habilidades para usar Internet. Eso sí, la usabilidad y las emociones que provocan el uso de una página web son responsabilidad del patrocinador del sitio, y no un problema de quien lo usa.

Emociones agradables: lo que todos buscan

Las emociones que se producen en la web me llevan al segundo supuesto. Dos argumentos se me ocurren para que alguien califique la Nueva Tecnología que es Internet como algo frío o distante. En primer lugar existe mucho miedo a lo nuevo en general, a lo desconocido. Y más aún cuando se trata de Nuevas Tecnologías, en plural además…. Nuevos conceptos, nuevas posibilidades y nuevos hábitos que puedan cambiar nuestra vida cotidiana, nuestras costumbres y el patrón de vida que siempre llevamos dentro. El miedo de perder el barco, de no adaptarse adecuadamente o a tiempo a algo inminente que va a formar parte de la nueva generación. La defensa natural contra un factor desconocido es calificarlo como algo distante o frío, lejano de nuestra vida social establecida.

El otro argumento – quizá también por desconocimiento – para la supuesta frialdad de Internet, se podría buscar en en sentimientos de nostalgia. Somos animales de costumbres y en general cuesta cambiar hábitos. En efecto hay cosas que no se puede ni se debe cambiar, como el gusto de darse un paseo los domingos para comprar la prensa o pan y tomarse un café. Jamás Internet sustituirá el mundo presencial por digital, ni mucho menos es éste su objetivo. Es un medio más, que nos ayuda hacer las cosas más ágiles y eficaces, para así ahorrar tiempo y molestias, mejor dicho, evitar emociones no deseadas. Incluso diría que con el tiempo Internet nos abre un camino de nuevas emociones, que atribuyen a vivir más cómodo.

Jamás Internet sustituirá el mundo presencial por digital, ni mucho menos es éste su objetivo. Es un medio más, que nos ayuda hacer las cosas más ágiles y eficaces, para así ahorrar tiempo y molestias, mejor dicho, evitar emociones no deseadas.

La nostalgia por el mundo presencial como lo conocimos antes de la era de Internet es difícilmente defendible para muchos trámites, sea en el banco, sea para comprar un seguro, sea para pagar un impuesto o simplemente buscar información. El desplazamiento, el esperar su turno y el horario de atención al cliente son sólo unas de las incomodidades que se evitan con tramites en línea. Bueno, el pago de impuestos o transferencias bancarias en línea quizá no son muy excitantes pero desde luego muchísimo más cómodo y fácil.

En resumen, Internet sólo es frio y distante si lo que nos presenta quien entrega el servicio es una forma de hacer las cosas lejana de nuestras vidas. Si se acerca a lo que buscamos o deseamos experimentar, aún en el más árido de los temas, siempre será posible que lo agradezcamos, que repitamos la experiencia y que recomendemos a otros vivirla.

One comment

  • norma edit deandrea

    Internet es un espacio de desafio y aprendizaje continuo, acerca distancias y sentimientos, cuando no lo podemos hacer de otro manera.
    Siempre está latente la posibiliad del encuentro real con el amigo distante a travez de dialogos, mirandonos a los ojos con el interlocutor.
    Más allá de esto este medio, es un facilitador de comunicación en los tiempos que vivimos Norma

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.