Significantes de Ambiente

Tiempo de lectura: 7 minutos

Señalética

Escribe Ross Howard,consultor de Shift.

Howard desmuestra la importancia de los aspectos no evidentes en las interfaces como medios para guiar a los usuarios y construir un paisaje emocional.

Una tarea que enfrentamos diariamente es cómo comunicar efectivamente crecientes cantidades de información dentro de contextos web cada vez más ricos y complejos. Mientras vivía en Japón, descubrí un enfoque utilizado como parte del sistema para encontrar el camino en la red de trenes de Tokyo, que tiene algunas implicaciones interesantes para el diseño de interfaz de usuarios.

El sistema de trenes de Tokyo es famoso por ser el más complejo e impresionante del mundo. Con más de 1000 estaciones, incluso los habitantes locales se pierden o desorientan. Como diseñador, he intentado mantenerme atento a los intentos de sistemas y métodos de comunicación. Mientras viajaba en las líneas de tren de Tokyo, rápidamente me di cuenta que, además del uso obvio de signos electrónicos en tiempo real, colores de trenes y anuncios auditivos, existían otras técnicas para ayudar a los viajeros a saber dónde estaban y dónde iban. Estas técnicas eran más sutiles y bordeaban lo subliminal; esto era lo que más me interesó.

Mientras hacía mi trayecto regular en la línea Este de Chuo- Sobu de las Japan Railways (JR); desde el centro de la ciudad hacia los suburbios externos donde yo vivía, noté unas melodías cortas y simples que sonaban en cada plataforma mientras el tren esperaba que los pasajeros se subieran y bajaran. Me di cuenta que estas melodías eran diferentes en cada estación (incluso en la estación Miyama, en la que se desembarca para ir a Tokyo Disneyland, se escuchaba el tema “It’s a Small World After All”).

Llamo a estas pistas “significantes de ambiente”: Elementos de diseño que comunican con sutileza como parte del ambiente de entorno.

Por supuesto algunos de los viajes en esta red son irregulares y espontáneos y, en esas situaciones, las melodías son meras señales que indican cuándo el tren se ha detenido en una estación. Sin embargo, para la mayoría de los 20 millones de usuarios diarios de la línea Este de las JR, los viajes tienden a ser trayectos de un punto a otro, entre sus trabajos y sus hogares, a veces incluyendo hasta tres transbordos. Como no es extraño que estos viajes tomen más de una hora, los pasajeros tienden a pasar su tiempo leyendo novelas, jugando con sus juegos portátiles o furiosamente interactuando con sus teléfonos celulares. Junto a estas distracciones, el Tokyo que se percibe desde un tren es monótono e indiferenciado, por lo que establecer la propia ubicación de manera visual es un ejercicio activo.

Para los viajeros diarios, las melodías en las estaciones aumentan el paisaje de ambiente (entrar a túneles, doblar esquinas, grandes hitos, etc.), de tal manera que, aunque quizás no presten atención a las huellas visuales que hay alrededor, inconscientemente comienzan a construir un “paisaje” de su viaje basado en estos insumos auditivos. Rápidamente se aprenden la melodía de su estación terminal (se escucha incesantemente en la plataforma mientras esperan el tren de regreso), y pronto reconocen la melodía de la estación que precede a la suya. Luego de utilizar repetidas veces la misma ruta, los viajeros construyen una cadena única de melodías que los acompaña en su regreso a casa. Sin necesariamente darse cuenta del por qué, comienzan a establecer una familiaridad con estos sonidos y pueden rápidamente descubrir cuando se han pasado de su destino al escuchar una melodía desconocida que indica un lugar extraño.

Llamo a estas pistas “significantes de ambiente”: Elementos de diseño que comunican con sutileza como parte del ambiente de entorno. Pese a ser sutil, esta técnica tiene un alto impacto al ayudar a los pasajeros a llegar a su destino y así aumentar la eficiencia de la red de trenes. Al enfrentarse a tal nivel de congestión y complejidad, cualquier mejora en la eficiencia tendrá beneficios masivos tanto para la infraestructura del tren como para Tokyo.

La razón de discutir este tema no es demostrar lo impresionante que es la red de trenes de Tokyo (¡lo es!), si no aprender de este enfoque. Podemos encontrar paralelos entre las redes de transporte con sus pasajeros y los sitios web con sus usuarios: Ambas pueden ser estructuras complejas y ambas pueden involucrar grandes grupos de personas utilizando rutas con la ayuda de herramientas. Ambas también incluyen a los usuarios transando con una sobrecarga sensorial de sonidos, distracciones, ruido visual y limitaciones de tiempo. Para sitios web de gran escala, el número de usuarios puede ser incluso similar al de grandes redes de transporte y cualquier mejora en la eficiencia tendrá un impacto positivo tanto en la experiencia de los usuarios como en gastos generales (banda ancha y carga de servidor). Este enfoque también tiene beneficios para el negocio: Los usuarios incurrirán en menos errores; habrá menos temas de apoyo al usuario; y menos reparaciones y mantenimiento.

Existen diferencias entre los dos conceptos que son más sutiles, sin embargo, y discutiblemente más importantes. Al tratarse de transporte, no todos los pasajeros están embarcados en un viaje con un inicio y destino común. En cambio, están constantemente subiéndose y bajándose de rutas para completar sus propios viajes únicos. Con los sitios web, usualmente hay caminos establecidos que tienden a tener un punto de partida y uno de final con baja necesidad de terminar el proceso en puntos anteriores a su compleción. Los sitios web también pueden proveer otros niveles importantes de información que el transporte no puede. Los sitios web necesitan demostrar, por ejemplo, un cambio de estado, un cambio en contenido o un cambio en el contexto. Podrían querer animar al usuario a pausar en determinada página o pasar rápidamente otra. Podrían necesitar demostrar progreso o señalizar una alerta. La manera obvia de hacer estas cosas ha sido utilizar significantes patentes (de alta frecuencia), como el lenguaje y la iconografía. Lo que he aprendido de Tokyo, sin embargo, me lleva a creer que utilizar significantes de ambiente (baja frecuencia) podría ser otro acercamiento importante y a veces más útil al tema.

Los usuarios de PatinaWeb ya han estado expuestos a implementaciones rudimentarias emergentes de significantes de ambiente. Por ejemplo, si visitan un sitio seguro en Mozilla Firefox, verán que el campo de locación en la barra de navegación se pone amarillo. En otro caso, el rediseño del 2002 de la BBC de sus sitio bbc.co.uk introdujo la maravillosamente elegante idea de “pátina digital” (a veces conocida como “huella digital de color”), en la cual los patrones de uso generan caminos gastados (ej: Mientras más visites la sección Deportes de la BBC, más oscura se verá la caja de Deportes en la portada del sitio).

Lograr que un usuario sea capaz de estimar el estado o contexto sin tener que buscarlo activamente es, seguramente, uno de los santos griales de la interacción humano- computador.

Lograr que un usuario sea capaz de estimar el estado o contexto sin tener que buscarlo activamente es, seguramente, uno de los santos griales de la interacción humano- computador. Los ejemplos de arriba demuestran cómo los significantes de ambiente caen en la categoría de huellas de interfaz deSteve Krug en “Don’t make me think”: Pueden hacer que el sitio web sea intrínsecamente más amistoso sin que el usuario deba comprender cómo o por qué.

Utilizando algunos escenarios comunes podemos explorar cómo los significantes de ambiente ofrecen un nuevo nivel implícito de comunicación. Implícito en el sentido que no están diseñados para ser confiables sin conocimiento previo (como el menú de rastros, la navegación central y las cabeceras), si no para indicar contexto, estado y ubicación a través de pistas sugestivas que sólo se pueden recibir a nivel subconsciente y ser aumentados por la experiencia.

Un significante obvio es el uso de cambio de status. El cambio de status puede ser una indicación de si un usuario está autetificado o no, si se encuentra en un modo de edición o dentro de una línea de trabajo, o si está interactuando con una página segura. Para estas situaciones, típicamente utilizamos significantes patentes como un texto que dice “usted está autenticado” o quizás el ícono de un candado. Pero estos indicadores de “prendido” y “apagado” también se pueden hacer implícitos utilizando pistas visuales de ambiente: El color de fondo de una página puede hacerse más oscuro o sutilmente texturado. Con la experiencia, estas pistas sutiles permitirán a los usuarios “sentir” cuando están autenticados o cuando están utilizando una página segura. Sin estas pistas, se sentirán inseguros y revisarán los elementos estándar para verificar, como el texto que dice “usted está autenticado”. Como tal, los significantes de ambiente pueden promover la sensitividad y la atención que, a su vez, hace que el usuario sea más receptivo y responsable. El usuario puede chequear nuevamente si está autenticado en la página segura antes de enviar sus detalles si es que siente que algo no está bien.

Como tal, los significantes de ambiente pueden promover la sensitividad y la atención que, a su vez, hace que el usuario sea más receptivo y responsable.

¿Qué hay sobre el contenido para distintos tipos de usuarios? Tomemos por ejemplo un sitio web que ofrece diferentes páginas para diferentes países. Si un usuario ingresa a una página profunda desde un enlace directo (desde un motor de búsqueda por ejemplo), el diseño podría comunicarle que está viendo una página de contenido específico para el país como precios y especificaciones, sin tener que buscar pistas sobre la moneda en que se encuentran los productos ni si el costo de envío ha sido tomado en consideración. Esto se podría hacer utilizando significantes de ambiente al introducir variaciones de tonalidades para cada imagen específica a un país o territorio por ejemplo.

Imaginen un sitio que tiene una especie de pizarra compleja o una página que presenta un resumen de los pasos e información requerida para la plataforma multi-página que le sigue. ¿Cómo podría el diseño ayudar al usuario a concentrarse en la página, haciéndola una página que invite a contemplar? Quizás la página podría mostrar una imagen contemplativa en la parte superior, motivar a los usuarios a pausar y mirarla (quizás esta sea la idea detrás del fondo de pantalla “Bliss” de Windows).

Y, ¿qué hay sobre implicar edad o expiración? Una publicación en línea podría mostrar los artículos de este mes en colores de alto contraste, mientras los meses anteriores tienen una presentación más sutil. Los sitios de remates pueden mostrar los remates expirados sin colorido alguno, mientras los remates actuales se encuentran altamente saturados. Una vez que un remate ha alcanzado su precio final, un significante de ambiente de color, podría cambiar de amarillo a rojo.

En casos como estos ejemplos, los sitios web actuales tienden a comunicar utilizando significantes patentes como íconos y texto. Estos pequeños elementos, al igual que los signos en las estaciones de Tokyo, requieren una búsqueda constante por parte del usuario. Los significantes de ambiente son más constantes y de baja frecuencia, trabajan a un nivel más pasivo y subconsciente sin requerir esfuerzos por parte de l usuario. Debido a su baja frecuencia, pueden comunicar efectivamente sin importar el “ruido sensorial” que existe hoy en las interfaces web ricas y complejas. Los usuarios no deben buscar los significadores de ambiente en ninguna parte, pues éstos se sienten en todas partes.

Esta historia fue publicada en Boxes and Arrows el 19 de octubre del 2006.

Traducción: Equipo Capire

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.